martes, 10 de septiembre de 2013

Las put*s contracciones

En algún momento de su embarazo, toda embarazada va a oir hablar de las contracciones de Braxton-Hicks o "falsas contracciones": se supone que el útero empieza a entrenarse para el momento del parto, se pone duro entre 30-60 segundos pero de forma indolora. No siguen un ritmo, ni una frecuencia y suelen ser más habituales durante la tarde y por la noche. 

Si leéis en libros u otros sitios, se dice que son habituales en el tercer trimestre, aunque algunas mujeres las sienten ya en el segundo. Y también se supone que ceden si reposas, especialmente durante el lado izquierdo.

Visualmente la tripa se contrae, se "concentra" y se deforma 
Puede que yo llegue al parto hecha una piltrafa por tanto reposo, pero eso sí, con un útero entrenadíííisimo... porque llevo notando estas puñeteras "falsas contracciones" desde la semana 20 (aproximadamente)

Al principio no sabía que eran eso, contracciones: simplemente pensaba que el útero se tensaba más al moverse la niña de posición. 
Cuando ingresé en Hospitalia, en los monitores que me hicieron al principio salía que había "dinámica uterina", vamos, que las contracciones habían cogido marcha y podían desencadenar el parto.

Yo no notaba eso, así que me sentí bastante lela. 
Pero es normal, porque cuanto más pronto, más pequeño es el útero y menos se notan.

Desde entonces, en ningún momento de mi ingreso dejé de notar contracciones, ni un solo día.
Eran indoloras, no eran frecuentes y no seguían un ritmo, pero cada vez eran más evidentes. Y hubo tardes en las que noté muchas.

Si en algún momento me veía agobiada podía pedir que me pusieran el cardiotocógrafo para registrarlas, pero las pocas veces que lo pedí me di cuenta:
a) De que justo en ese momento se paraban, o apenas se registraba alguna esporádica.
b) Que estar con las gomas puestas me resultaba más molesto, y que después incluso me daba alguna contracción más que antes y más fuerte.

Así que aprendí a relativizar y a identificar lo que era normal en mi: tener contracciones todos los días, y pasar alguna tarde más apurada que otras.

Una de las preguntas de rutina de las matronas era "¿Has tenido contracciones?" y aprendí a contestar "Sí, pero esporádicas" o "Sí, las habituales".

Ahora las contracciones ("falsas", se supone) son más fuertes, el útero tiene más volúmen y todo eso se pone duro.
No son dolorosas, pero pueden ser muy molestas, sobre todo cuando hay varias seguidas, y entonces sí se queda una sensación de dolor residual en el abdomen.

Cuando me da alguna fuerte (esa es otra, no todas tienen la misma intensidad), siento que me falta el aire, se me acelera el pulso e incluso, a veces, me sube una oleada de calor a la cara, como un sofoco. 
Yo respiro profundamente, y suelto el aire despacio, dos, tres, cuatro veces hasta que se pasa.

Pero lo cierto es que es un agobio estar tumbada en el sofá y sentir una, y otra, y otra...

Remedios que he leido y/o probado para aliviar las contracciones de Braxton Hicks:

* Beber mucha agua: no lo he puesto en práctica a fondo, he intentado beber algo más, pero me temo que no lo suficiente, porque a mí no me ha funcionado demasiado.

* Hacer pis con frecuencia: esto sí lo he probado, creo que la vejiga llena "irrita" el útero y provoca más contracciones. Cuando tengo una tarde "mala", voy al baño mil veces si hace falta.

* Comer algo (por ejemplo, una galleta): esto lo he probado y funciona a medias: no es que las detenga, pero en mi caso sí las aminora. También es que Dragoncita es implacable y se mueve mucho cuando "tenemos" hambre, así que comer algo calma sus movimientos y la irritación que puedan causar al útero.

* Descansar: obviamente en mi caso no funciona, ya que no hago otra cosa en todo el día. Descansar sobre el lado izquierdo aún funciona menos, me da la impresión de que todavía me dan más. Boca arriba sí parece que me dan menos.

* Cambiar de posición, o pasar de reposar a andar: mmm... depende. En las tardes "malas", si me levanto a por un vaso de agua, o para ir al baño a hacer pis, a veces mejora un poco el tema... pero no sé si es por ese cambio de estado, o por el hecho de beber agua/hacer pis.

* Beber tila: esto lo probé ayer, tenía contracciones y la nena estaba como unas castañuelas... la verdad es que se relajó todo bastante. No sé si por la tila que me relajó a mí, si por el perolo de agua que me bebí... el caso es que lo voy a probar más veces.


Imagino que todo entra dentro de lo normal, y más a estas semanas. Según el médico de Hospitalia, "para parir hay que tener contracciones", así que lo tomaremos con filosofía.

Y después de tanto entrenamiento, espero enterarme cuando vengan "las de verdad".


PD.- Hay otra cosa que se llaman "pródromos de parto", que es como un simulacro, con sus contracciones más o menos dolorosas, más o menos rítmicas... y luego se detiene. Ole. Aún puede ir a mejor la cosa.

14 comentarios:

  1. Gracias por tu blog, siento como si pusieras en palabras mi propia experiencia, la vida en el hospital, la preocupación casi constante, las dichosas contracciones... Yo estoy de 28 semanas y llevo 3 como en un maratón de Braxton-Hicks, contracciones casi constantes y de susto en susto. Ayer no aguantaba más y me fui a urgencias porque eran muy seguidas y fuertes... y cuando llegué allí, se pararon las puñeteras. Con las correas apretadísimas porque la matrona decía que si las aflojaba no se iban a registrar bien, pasé una hora fastidiada, llegué a pensar que se me iba a reventar la bolsa amniotica con tanta presión. Pues fue acabar el registro y volver las contracciones, no me lo podía creer.
    Luego está el estado "tripa dura", no son contracciones pero es como si el útero no se terminara de relajar, como un agarrotamiento a veces casi constante. Lo que tú dices, el resto del cuerpo yo lo tengo para el arrastre con tanto reposo, pero lo que es el útero más tonificado no creo que pueda estar :-)

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tus palabras!
    Cuando empecé a vivir todo esto y buscaba información por internet no encontraba apenas nada que me reflejara, por eso empecé a escribir yo sobre mis experiencias, me gusta que queden y que en algún momento le puedan servir a alguien :)

    Siento que lo estés pasando mal con las contracciones, la verdad es que llegan a apurar bastante.
    Lo de los monitores, las correas apretadas... uf, me suena un montón. Pero eso es que es mala matrona, en realidad no es necesario apretar mucho para que queden registradas, y si las llevas muy apretadas se pasa un rato muy malo (si no lo entienden es que a ellas no se las han puesto nunca)
    Lo de acabar el registro y volver las contracciones es de no creer, pero pasa, verdad? Tanta apretura... seguro que hay una explicación para ello, pero no la sabemos.

    Lo del estado de "agarrotamiento" permanente también lo he notado a veces, sobre todo por la tarde-noche... en fins... ya no sabe una qué hacer o cómo colocarse.

    ¿También estuviste en el hospital por amenaza de parto prematuro?

    Muchos ánimos y a aguantar todo lo que se pueda, que seguro que es mucho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi embarazo idílico se acabó a las 12 semanas, una noche me desperté con mucho dolor, y ví que estaba sangrando un montón, estaba convencida de que había perdido al bebé. Esa fue la primera de muchas visitas a urgencias con hemorragias super fuertes y el comienzo de la vida reposante, dejar de ser autónoma y depender de las personas de mi entorno para todo y la culpabilidad aparejada de estar sobrecargando a los demás. Al principio tras cada crisis me recuperaba relativamente pronto, pero llegó un momento en el que se me fueron agotando las fuerzas anímicas, veía que no mejoraba a pesar del reposo y cada vez tenía más miedo de que con la siguiente hemorragía le ocurriera algo a mi bebé. He estado dos veces ingresada en el hospital, en la planta de maternidad, rodeada de mujeres recién paridas, sintiendo que seguramente yo no llegaría a vivir lo que ellas ya tenían, a experimentar lo que se siente con tu bebé sano en los brazos.
      En el último ingreso, a las 25 semanas, junto con el sangrado empezaron las contracciones, el gotero de atosiban, los monitores tres veces al día y el pensamiento ¿por qué? ¿qué le pasa a mi cuerpo? Miedo, tensión y preocupación constantes. Ahora, tres semanas después, sigo de reposo, con momentos de esperanza y alegría y ratos de susto e infierno en los que me pongo en lo peor. Vamos arañando día a día, celebrando cada semana más como una victoria, sabiendo que cada vez mi bebé está más grande y más fuerte y que tiene más posibilidades.

      Por eso, leer tu bloq me ha ayudado mucho, me he reido con el sentido del humor con el que cuentas cosas que yo también he experimentado y se me han saltado las lágrimas también.

      Gracias! Un abrazo.
      Ali

      Eliminar
  3. Hola! Yo estoy igual... Por las mañanas mejor... Pero me paso toooda la tarde con la tripa dura, y alguna molestia que otra, sobre todo abajo, en el abdomen, como rampas o algo así, pero como es algo que tengo desde el principio... Me he acostumbrado. También por la tarde el bebé se mueve mas. Pero no había pensado que eso pudieran ser contracciones de BH, pensaba que tenían que ser dolorosas... Que lío! Yo, la verdad, a veces no me aclaro :(

    En cuanto a lo del cuerpo "matao" SI, es una realidad, yo acabo de desayunar y parece que vuelva de correr, estoy para el arrastre... Pero bueno, ya va quedando menos. Y, al menos, estamos en casa, que es bastante importante.

    Bsicos!!!

    ResponderEliminar
  4. Ali, siento mucho leer que llevas así desde las 12 semanas, una vez que empiezas con estos sustos creo que ya no llegas a estar tranquila en todo lo que queda de embarazo. Entiendo muy bien todos los sentimientos que expresas, la sensación de dependencia, la vulnerabilidad, el miedo... el arañar cada día.

    Piensa que cada vez estás más cerca de las 30 semanas (ver el 3 anima mucho) y háblale a tu peque, sois un equipo en esto y creo que estos niños son supervivientes natos.

    Laura, según he leído las BH no son dolorosas, como mucho molestas... lo que pasa es que cuando te pasas toda la tarde con ellas pues ya te agobias, es muy incómodo (úteros delicaditos, que tenemos)

    Lo de estar en casa (y no en Hospitalia) para mí también vale muchísimo, y verle un final a esto, sea más o menos lejano, también.

    Ale, que somos chicas fuertes y podemos con todo esto!

    ResponderEliminar
  5. Wow me pasa igual! Pensé q estaba loca con todo lo q me pasaba pero ahora me doy cuenta que no, describes mi historia, ahora mismo estoy con las contracciones de BH, creo q llevo desde los 4 meses, pero apenas hace un par de semanas que caí en urgencias comencé a identificarlas, estoy de 27 semanas, embarazo de triates y con el alma en un hilo por las mugres contracción, además cuello corto de 16mm y blando a causa de las contracciones, aunque tu post es desde hace dos años, me ayudo mucho leerlo, saludos

    ResponderEliminar
  6. Wow me pasa igual! Pensé q estaba loca con todo lo q me pasaba pero ahora me doy cuenta que no, describes mi historia, ahora mismo estoy con las contracciones de BH, creo q llevo desde los 4 meses, pero apenas hace un par de semanas que caí en urgencias comencé a identificarlas, estoy de 27 semanas, embarazo de triates y con el alma en un hilo por las mugres contracción, además cuello corto de 16mm y blando a causa de las contracciones, aunque tu post es desde hace dos años, me ayudo mucho leerlo, saludos

    ResponderEliminar
  7. Hola CigüeñaAzul, siento mucho lo que estás pasando y no, no estás loca!

    Si es algo que te pasa, te va a seguir pasando... es un rollo pero por alguna razón, a algunas nos pasa eso (y no sé de ningún caso en que hayan desaparecido, así que es probable que te acompañen hasta el final del embarazo... que espero sea a las 40 semanas!)

    Intenta estar lo más tranquila posible, es muy difícil, sobre todo si guardas reposo, que estás aún más pendiente de todo lo que sientes. Pero trata de "aceptarlas", y conocerlas, están ahí, unos ratos te darán más y otros menos... no tiene por qué pasar nada, ni adelantarse el parto... pero es importante el reposo y estar tranquila. Puedes probar algunos de los consejos que nombro, u otros que se te ocurran... y si te funcionan, coméntalo por aquí!

    Un abrazo y mis mejores deseos para tu embarazo. Todo irá bien, ya verás.

    ResponderEliminar
  8. Hola!!
    Estoy de 34+4 y llevo desde la semana 22 con contracciones. Al principio duraban tres días y me daban otros tres o cuatro de tranquilidad, pero ahora llevo desde la semana 30 con contracciones ininterrumpidas con una frecuencia de unos 10 minutos, hay días que son muy fuertes y me cortan la respiración, me dan taquicardia y me sube calor a la cara tal y como relatas. A veces la frecuencia aumenta a 7 minutos o incluso 5, y me dejan agotadisima, después de tantos días seguidos y alguna visita al hospital mi moral empieza a verse algo minada, menos mal que por otra parte, conforme va pasando el tiempo, mi bebita es más grande y el riesgo por parto prematuro va disminuyendo.
    Me "consuela" en cierta manera saber que no soy la única que pasa o ha pasado por esto; llevo tres semanas durmiendo en el sofá, porque no puedo tumbarme, ya que si lo hago la tripa se me pone muy dura, y no consigo dormir mucho rato seguido así que en general me encuentro bastante fatigada y he perdido tono muscular en las piernas de tanto reposo.
    En resumen, es una lata, pero hay que tratar de llevarlo con calma y pensar que cada día queda menos.
    Besos. ( Rosita)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosita,

      Ya imagino que lo estás pasando mal.
      Estas contracciones son muy latosas, agotan y ponen nerviosa... pero en mi experiencia, cuando las contracciones fueron "de las de verdad", la sensación era totalmente distinta (curiosamente, sin taquicardia, ni calor en la cara...)

      Así que procura estar tranquila y pensar que eso es lo que te ha tocado - y es un verdadero c*ñazo -, pero que las de parto aún van a tardar.

      Ya te queda muy poquito para que tu niña nazca sin ser considerada prematura, si no me equivoco hoy día 2 de abril estarás de 35+1.
      Por lo que dices estás de reposo también, ¿has probado a ver si moverte por casa hace que paren un poco las contracciones? A veces ese cambio hace que mejoren un poco. También puedes intentar algunas de las cosas que comento en el post... y si pruebas alguna otra que también te funciona y aminoran un poco, coméntala por aquí! Que aunque no desaparezcan el caso es pasarlas un poco mejor.

      Lo malo del reposo es que se pierde forma física a toda velocidad y luego vas en plan abuelita hasta que recuperas!
      Concéntrate en eso, que cada día que pasa es uno menos... y ya has pasado lo peor.

      Un abrazo muy fuerte!

      Eliminar
    2. Gracias por los animos Dragona

      Hoy estoy de 35+5 , ayer nos dijeron que la baby esta muy grande, 3100gr ya!, y estos ultimos dias ha bajado la frecuencia de las contracciones, mas o menos cada 20-30 min, asi que me ha dado un pequeño respiro.
      Los dias que tengo muchas contracciones no consigo que se mejoren con nada, pero si me siento un poco mejor si mi pareja me da un masaje en los pies o en la cabeza, algo es algo;
      Sobre lo de andar un poco por casa, eso me sirve cuando se me queda la tripa dura por varios minutos, por ejemplo, siempre que me despierto por la noche, que lo hago con la tripa muy dura, y al levantarme y moverme un poco se relaja.
      Por si acaso bebo todos los dias bastante agua, ya que lei que si bebes poca, la deshidratacion puede causar contracciones. Y de vez en cuando tomo una tila, no noto efecto, pero por lo menos algo me relajara, que es importante.
      Tambien me dijeron ayer que tengo un poco de exceso en el liquido amniotico, me han repetido la curva de glucosa hoy por si acaso, igual esta circunstancia junto con el tamaño de la peke ha influido en las contracciones, ya que el utero se ha visto sobredimensionado.
      En todo caso, ya me han retirado la progesterona, y a partir del viernes ya estare de 36 semanas, asi que ahora dejo el temor por parto prematuro y me empiezo a mentalizar para el parto.

      Un abrazo y gracias de nuevo!.
      Rosita
      Han sido tres meses muy largos, sobretodo el ultimo, pero como dices, ya ha pasado lo peor

      Eliminar
  9. También he notado varias cosas que me producen más contracciones: cruzar las piernas, tocar la tripota, sobretodo en el lado derecho que es el que se me pone más hinchado en las contracciones, cualquier esfuerzo, aunque sea mínimo, en el que interviene el vientre, como puede ser incorporarme en el asiento para levantarme.
    Eso sí, la sensibilidad de mi útero ha ido aumentando con las semanas.
    Ya estamos en la semana 36, así que no falta nada.
    Saludos, Rosita.

    ResponderEliminar
  10. Hola Dragona!! Soy Rosita, mi beba va a cumplir 7 meses ya, y al leer mis líneas en este blog me ha parecido como si hubiese parecido una eternidad. Después de un embarazo con tantas contracciones la recta final fué muy dura, y el parto ( 36 horas) altamente agotador. Pero una y mil veces merece, mereció y merecerá la pena.
    Me pregunto si en futuros embarazos volvería a ser igual; aunque ya se dice que cada embarazo es un mundo, la intuición me dice que tengo un alto porcentaje de posibilidades de que así sea, y aún así no lo descarto ¿Estaré un poco loca? De lo que no me queda duda es de que las madres somos de una pasta especial ( quizá serán las hormonas ;) ) Besos.

    ResponderEliminar
  11. No sabes cómo me ha reconfortado leerte a ti y a las otras mamás, estoy con 28+5 y desde la 24 estoy con esas condenadas contracciones, en reposo y medicada en casa. Para mí lo más fuerte es sentirlas y preocuparme por mi nena, es una bebé arcoiris y no sabes qué angustia me da. Leerte y leerlas fue un bálsamo para mi mortificado corazón. Ya me estoy resignando a estar en cama de aquí a la semana 37, decreto que así será, pensé que estaba loca cuando sentía ese calor subiendo a mi rostro, la taquicardia y la falta de aire, y sumado a que además de pronto la mente me traiciona, ni han sido mis mejores semanas. Mil gracias por tus palabras. Un beso desde México.

    ResponderEliminar